Alonso de Ojeda -Primeros asentamientos en Tierra Firme-

publicado en: Conquistadores, El Encuentro, La nueva higuera | 0
Alonso de Ojeda -Primeros asentamientos en Tierra Firme-
Territorio descubierto y explorado por Ojea

 

 

Tras los primeros descubrimientos en el continente, Alonso de Ojeda había vuelto a la península para recibir su recompensa, obteniendo el título de gobernador de Coquibacoa y el permiso para fletar diez naves para un nuevo viaje.


 

Esta vez, se asoció con Juan Vergara y García Campos. Junto a ellos y con las cuatro naves que debido a su escasa economía pudo fletar, salieron nuevamente del Puerto de Santa María, en enero de 1502, siguiendo la misma ruta de navegación que en el anterior viaje.

Una vez alcanzada la costa del continente, dejaron atrás el golfo de Paria, como se les había ordenado para evitar conflictos con Colón, y continuaron la ruta. Llevaban, además, la prohibición de capturar esclavos, así como amplias facultades para atajar las actividades de los ingleses, cuyas naves andaban ya merodeando por aquellas regiones.

El 3 de mayo de 1502 los hombres de Alonso Ojeda estaban al Norte de la 
península de la Guajira, dentro de la Gobernación de Coquivacoa. 
Allí, en la boca de la laguna de Cosinetas, Alonso de Ojeda fundó un poblado 
destinado a ser la capital de la gobernación y al que llamaron Santa Cruz. Será la primera fundación oficial de un asentamiento español en la tierra 
continental del Nuevo Mundo.

Dada la escasez de provisiones por la aridez de la región, llena de indios belicosos, mandó Ojeda a Juan de Vergara para que fuese a Jamaica en busca de alimentos. Al regreso de Vergara al asentamiento de Santa Cruz, su nave había perdido parte de su tripulación por haber asaltado a una población indígena sin permiso de Ojeda, que le recriminó su acción. Esto dio origen a un enfrentamiento y a la rebelión por parte de Vergara y otros componentes de la gobernación, quienes apresaron a Ojeda y le trasladaron a La Española.

Allí fue hallado culpable por exceder los límites de sus capitulaciones, siendo enviado a la península, en donde, tras ser juzgado nuevamente, fue absuelto de los cargos que se le imputaban, devolviéndole todos sus bienes incautados.

En ese tiempo, la pequeña ciudad fundada con el nombre de Santa Cruz fue abandonada por los españoles. Había tenido escasamente tres meses de vida.

Alonso de Ojeda -Primeros asentamientos en Tierra Firme-
Naves -sigloXVI-
Mientras tanto, los viajes que recorrían el litoral del Nuevo Continente 
habían continuado con gran éxito y Alonso de Ojeda, al verse de nuevo 
en libertad, volvió a obtener licencia para navegar y descubrir con 
posibilidades de hacer establecimientos, que le garantizasen el dominio 
de su Gobernación desde Coquivacoa hasta el golfo de Urabá.  

En las nuevas capitulaciones se trataba de asegurar la Tierra Firme de Coquivacoa, cambiando la política de simples viajes de descubrimiento y rescate por la de firmes asentamientos. Pero, las esperanzas puestas por el rey Fernando y Rodríguez de Fonseca en Alonso de Ojeda, como el hombre más capaz y experimentado, no tuvieron el éxito que se pretendía; incluso se esperaba conseguir, con la ayuda de Isabel, la esposa de Ojeda, encontrar junto a los nativos el buscado paso a la Especiería.

A pesar de que no fue posible, se pusieron las bases de un nuevo condicionante para la concesión de capitulaciones, como eran la necesidad de establecer asentamientos permanentes para hacer más viable la colonización pacífica y la evangelización del Nuevo Mundo.

En 1504, muere la reina Isabel, con ello, se produjo un cambio de política en la Corte española.

El rey Fernando II de Aragón, convertido, tras la muerte de su yerno Felipe el Hermoso, en regente de Castilla, cambió su estrategia de colonización, se impuso la división los territorios hasta entonces conocidos como «Reino de Tierra Firme» en dos gobernaciones: la de Veragua, llamada desde entonces Castilla del Oro, que comprendía el área centroamericana; y la de Nueva Andalucía, en la actual Colombia, desde el golfo de Urabá hasta el cabo de la Vela.

Alonso de Ojeda -Primeros asentamientos en Tierra Firme-
División de las dos primeras gobernaciones
Alonso de Ojeda obtuvo nuevas capitulaciones, 
firmadas en Burgos el 9 de junio de 1508, 
siendo nombrado gobernador de Coquivacoa y 
Urabá, llamada Nueva Andalucía y 
Venezuela. Para la región de Veragua, la llamada 
Castilla del Oro, sería nombrado Diego de Nicuesa. 

 


 

En 1509, Juan de la Cosa se presentó en Santo Domingo, llevaba consigo el nombramiento de capitán y lugarteniente de Ojeda. Con las tres naves que aportaba y los doscientos hombres que le habían acompañado, se organizó una nueva expedición, a la que se unió con su barco el bachiller Martín Fernández Enciso.

Antes de la partida, por cuestión de límites entre las respectivas gobernaciones, surgió un enojoso 
pleito entre Ojeda y Nicuesa, Juan de la Cosa sirvió de intermediario y pacificador. 
Gracias a él se fijaron amistosamente las demarcaciones entre ambas gobernaciones que estarían 
determinadas por el curso del Río Grande del Darién en el golfo de Urabá.

Iniciada la expedición, Alonso de Ojeda y Juan de la Cosa llegaron a la bahía del Calamar -hoy Cartagena de Indias-, donde se enfrentaron con los belicosos indios, adentrándose en su persecución hasta Turbaco. El 28 de febrero de 1510, cayeron en una emboscada de los indios, que les acribillaron con flechas envenenadas. Entre los muchos españoles que murieron estaba Juan de la Cosa. Por su parte, Alonso de Ojeda fue herido en una pierna. Los pocos supervivientes de la contienda lograron llegar a la costa, en donde fueron rescatados por los barcos de Diego Nicuesa. Los hombres de este castigaron duramente a los indios de Turbaco, rescatando el cadáver de Juan de la Cosa, junto a un árbol: había sido saeteado como un erizo.

Alonso de Ojeda -Primeros asentamientos en Tierra firme-
Enclave de San Sebastián de Urabá
Una vez repuesto de sus heridas, Ojeda navegó en torno a la región de 
Urabá, donde levantó un fuerte sobre un montecito, dando 
origen a la fundación de San Sebastián de Urabá. La vida de 
esta nueva ciudad fue, como la ya abandonada Santa Cruz, 
muy efímera.

 

Otras entradas de Alonso de Ojeda:

1.- Alonso de Ojeda -El Cibao-

2.- Alonso de Ojeda -Empiezan los Viajes Menores-

4.- Alonso de Ojeda -Capturado por los Piratas-

5.- La India Guaricha de Coquivacoa

 

Fuentes: Alonso de Ojeda y su esposa Isabel. Algunos datos biográficos -Fernando Campo Del Pozo (agustino)

RAH: Alonso de Ojeda

 

 

Lecturas recomendadas

 

Amazon

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.