Cuidado con los extranjerismos y los latinismos

 

Conviene recordar que la RAE no está cerrada a la incorporación de extranjerismos, pero como en su día estuvo preocupada con los galicismos, lo está ahora por la reiteración excesiva del uso de palabras en inglés sin que sea necesario. Recientemente ha recordado, en boca de su director, Darío Villanueva, que muchos de los vocablos que se van imponiendo tienen su equivalente en español como, por ejemplo: black friday, take away, save the date, dress code, prime time, streaming, product manager, community manager, etcétera, que conviene no olvidar. 

Pero sí para enfatizar o es imposible decirlo de otra manera, existen normas para el uso de: 

Los extranjerismos y latinismos crudos o no adaptados  –aquellos que se utilizan con su grafía y pronunciación originarias y que presentan rasgos gráficos-fonológicos ajenos a la ortografía del español–, deben escribirse con algún tipo de marca gráfica que indique su carácter foráneo, preferentemente en letra cursiva, o bien entre comillas. 

Por ejemplo, debemos escribir: jazz, blues, grosso modo…  de esta manera  se puedan identificar como palabras ajenas.

 Los extranjerismos y latinismos adaptados  –aquellos que no presentan problemas de adecuación a la ortografía española o que han modificado su grafía o su pronunciación originarias para adecuarse a las convenciones gráfico-fonológicas de nuestra lengua—, se escriben sin ningún tipo de resalte y se someten a las reglas de acentuación gráfica del español. 

Por ejemplo, podemos escribir: pápel o balė apadtado al texto.

Para ampliar la información sobre estas cuestiones, merece la pena consultar esta página de Rae.es:

http://www.rae.es/consultas/los-extranjerismos-y-latinismos-crudos-no-adaptados-deben-escribirse-en-cursiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.