fbpx

En Venecia

Recuerdo que, en Venecia, el aire acariciaba nuestro paseo nocturno y yo oía violines y veía enamorados besándose, él contaba las sillas de los cafés expuestas sobre el asfalto húmedo y viejo, mientras calculaba «a tanto el café» cuánto facturaría esa gente cada día.

 

En Venecia
Pixabay

Pulsa AQUÍ para leer más microrrelatos publicados en LHM

Compártelo con un amigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *