fbpx

Gabriel García Márquez

Imagen de Alejandra Orjuela


«No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad.
 

Gabriel García Márquez 

 

 

El escritor colombiano Gabriel García Márquez ganó el Premio Nobel de Literatura el 11 de diciembre de 1982 por toda su obra, entre la que destaca su emblemática novela Cien años de soledad. Esta nos transporta al mundo del realismo mágico con sus cuentos llenos de elementos fantásticos en una narración realista.

A partir del fenómeno cultural y literario conocido como el boom latinoamericano, García Márquez, junto con otros autores como Julio Cortázar o Mario Vargas Llosa, llegó con una fuerza arrolladora a toda Europa.

El escritor colombiano fue, y sigue siendo, uno de los máximos exponentes de la literatura hispanoamericana y, a su vez, contribuyó de manera decisiva a la proyección de numerosos escritores de gran calidad, pero desconocidos hasta entonces en Hispanoamérica que siempre han reconocido sus méritos. 

El poeta Hugo Gutiérrez Vega destacó que «la novela emblemática de Gabriel García Márquez y su aportación fundamental a la literatura, no sólo latinoamericana sino universal, es Cien años de soledad  una novela que se puede colocar al lado de las grandes novelas escritas en la historia de la literatura».

El escritor chileno Pablo Neruda, mencionó que «es la mejor novela que se ha escrito en castellano después del Quijote».

Juan Esteban Constaín dijo sobre él: «El tipo vivió toda su vida del sudor de su pluma, no se hipotecó ni siquiera cuando se estaba muriendo de hambre, estaba convencido de que la literatura era su único destino».

La huella que nuestro autor ha dejado en el mundo de la literatura es la de ser uno de los autores más importantes del siglo XX. Su prosa tan llena de originalidad y de poesía se ha hecho imprescindible y como ser humano en sus entrevistas, películas, aficiones, relaciones o preocupaciones nos ha dejado el rastro de un hombre comprometido con su tiempo y con su querida Colombia. Muestras de ello las tenemos en numerosos ámbitos, como por ejemplo en su Manual para ser niño, donde dejó para los más pequeños una simple y maravillosa llave mágica para vivir: «Creo, con una seriedad absoluta, que hacer siempre lo que a uno le gusta, y solo eso, es la fórmula magistral para una vida larga y feliz». 

En el mundo del cine, aparte de ser su gran afición y haber colaborado en todos los ámbitos de este género, ha quedado de manifiesto que el séptimo arte todavía necesita evolucionar para poder estar a la altura de la ambigüedad y la complejidad de los personajes del realismo mágico.

Y en política, donde siempre pareció estar muy presente, tal vez nos aclare mucho su relación con este ámbito de la vida social la entrevista que se le hizo a su biógrafo Gerald Martin en torno a la relación de García Márquez y Fidel Castro recogida en este artículo recientemente publicado en la Revista Credencial de Colombia. Porque, seguramente, al margen de mitologías e idealismos, lo que hubo entre ambos fue una larga y profunda amistad.

Los Doce cuentos peregrinos, son doce relatos escritos a lo largo de 18 años que narran historias de felicidad y tristeza envueltas en una magia sobrenatural. Cada uno de sus personajes está desarrollado durante una estancia extranjera en el continente europeo.

En el prólogo de este libro, el autor aporta con su experiencia su granito de arena  al secreto de escribir cuentos y dice:

 

El esfuerzo de escribir un cuento es tan intenso como empezar una novela . Pues, en el primer párrafo de una novela hay que definir todo: estructura, tono, estilo, ritmo, longitud, y a veces hasta el carácter de algún personaje. Lo demás es el placer de escribir, el más íntimo y solitario que pueda imaginarse, y si uno no se queda corrigiendo el libro el resto de su vida es porque el mismo rigor de fierro que hace falta para empezarlo se impone para terminarlo. El cuento en cambio no tiene principio ni fin: fragua o no fragua. La experiencia propia y ajena  enseña a que en la mayoría de las veces es más saludable empezarlo de nuevo por otro camino o tirarlo a la basura.

 

 

¿Quieres conocer mas acerca de autores latinoamericanos ? Ingresa aquí

Compártelo con un amigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *