fbpx

La última oportunidad

Aquella mañana fue la última de nuestra vida juntos. Recuerdo que palpé las sábanas junto a mí, aún estaba soñoliento, cuando ya presentí que te habías marchado para siempre. Corrí a la ventana mientras las palabras que habías pronunciado aquella larga noche en la que los dos nos dijimos tantas cosas me vinieron a la mente como un latigazo: «al llegar a la madurez solo te queda un camino, el de la valentía». 

Sentí el impulso de llamarte, pero tu nombre se ahogó en mi garganta; cerré los ojos y apreté los puños. Oí por un momento los cordones mal abrochados, golpeando la piel estirada y limpia de tus zapatazos nuevos, y supe que la magia de ese fecundo paisaje hizo que te apresuraras.

La última oportunidad
Archivo de LHM

Había llegado a conocerte tanto, que solo pude callar y desearte suerte.

 

 

 

 

 

 

Sigue leyendo cuentos como la ultima oportunidad  inéditos en Vivir en la Higuera.

También puedes ver más ideas de La Higuera Mágica aquí.

Compártelo con un amigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *