fbpx

Los mundos de Ursula K. Le Guin

 

Inventar un nuevo universo es un trabajo duro. Jehová se tomó un día sabático. Vishnú duerme siestas. Los universos de ciencia ficción son solo diminutos fragmentos de mundos hechos de palabras, pero aun así requieren mucha reflexión; y en vez de imaginar un universo nuevo para cada historia, el escritor puede usar el mismo universo una y otra vez, en ocasiones hasta que las costuras se le gasten un poco, se ablanda, queda natural, como una camisa vieja.

K. Le Guin, Ursula, El cumpleaños del mundo y otros relatos.

Ursula K. Le Guin nació en Berkely, California, el 21 de octubre de 1929 y falleció el 22 de mayo de 2018 en Portland, Oregón. Es conocida por crear unos mundos que orbitan entre la ciencia ficción, la fantasía y la especulación. Su padre, Alfred Kroeber, era antropólogo y eso se ve entre cada una de las líneas de sus libros; no solo es escritora, sino también exploradora, tiene esa chispa de curiosidad, esos ojos abiertos de par en par en busca de la verdad genuina. En un país y en un momento en el que los hombres dominaban las publicaciones de ciencia ficción, y además en un género por el cual todavía existía desconfianza, ella siguió adelante. La fantasía y la ciencia ficción no son una vía de escape, son un mecanismo de reflexión, son un campo abierto a la exploración y a la retrospección. Son las herramientas que usa la autora para discurrir sobre el tiempo, las relaciones sexuales, el feminismo, etc.

No solo escribió novelas, sino también ensayos, crítica literaria, libros para niños y, por supuesto, cuentos. En El cumpleaños del mundo y otros relatos, publicado en el año 2002, explora las relaciones entre los sexos y sus múltiples posibilidades. Nos presenta tanto sociedades nuevas, como si nosotros estuviésemos explorando una nueva región, o un nuevo planeta, como perspectivas propias de los integrantes de esas sociedades. Son ellos los personajes que nos transmiten sus inseguridades, sus preocupaciones, su incomprensión ante situaciones nuevas. Y nosotros, los lectores, observando esas circunstancias tan aparentemente ajenas acabamos por empatizar, por comprender y por reflexionar. Por ejemplo, en el primer relato, titulado «Mayoría de edad de Karhide», se nos presenta una raza en la cual los individuos no están definidos por su sexo, es decir, solo durante algunos periodos de su vida adoptan las características sexuales de un hombre o de una mujer, y lo hacen solo con el fin de copular. El/la protagonista nos va contando cómo fue la primera vez que entró en ese estado, como si un adolescente nos contara cómo se siente al entrar en esos incomodos años de la pubertad. No solo diluye la concepción de las distinciones por género mediante las experiencias de los personajes, sino que también lo hace a través de la lengua, ya que los pronombres personales y el género gramatical no tienen el mismo valor que para nosotros (por ejemplo: «¡Oh, tu abuela está tan orgulloso de ti!»). Es una forma más de investigación y de reflexión sobre las costumbres, formas de relacionarse y concepciones culturales.

Ilustración de Helena Braojos

En definitiva, es una autora que defiende y promueve ante todo el uso de la imaginación como mecanismo para buscar la verdad. No es algo infantil, ni una pérdida de tiempo, como a veces se piensa. En palabras de Ursula K. Le Guin:

Porque la fantasía es verdadera, por supuesto. Los niños lo saben. Los adultos también, y por eso tantos la temen y con razón. Saben que esa verdad desafía, amenaza incluso, todo lo que de falso, todo lo que de postizo, innecesario y trivial hay en la vida que se han dejado empujar a vivir. Temen a los dragones porque temen la libertad.

       K. Le Guin, Ursula, El idioma de la noche. Ensayos sobre fantasía y ciencia ficción.

Los mundos de Ursula  K. Le Guin

Si te interesan algunos de los libros citados puedes conseguirlos aquí o aquí.

Puedes seguir leyendo sobre otros autores aquí.

 

Compártelo con un amigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *