María Estrada -Soldado de Cortés-
| |

María de Estrada -Soldado de Cortés-

María Estrada fue protagonista con nombre propio en la conquista de Tenochtitlan, junto a Cortés y sus hombres. Un cronista de la época reproduce sus palabras a cerca de su intervención junto a su marido en las guerras de conquista:

María Estrada --Soldado de Cortés-
Sevilla -Siglo XVI-
No es bien, señor capitán, que mujeres españolas dexen a sus maridos yendo a la guerra; donde ellos murieren moriremos nosotras, y es razón que los indios entiendan que somos tan valientes los españoles que hasta sus mujeres saben pelear, y queremos, pues para la cura de nuestros maridos y de los demás somos necesarias, tener parte en tan buenos trabajos, para ganar algún renombre como los demás soldados.
Cervantes de Salazar

No se sabe si es cierto o simplemente es una leyenda la que cuenta que María Estrada había nacido judía y que fue rescatada de las manos de la inquisición por una gitana, cuando huía con su abuelo, alegando que la pequeña era su nieta.

Sí se sabe que nació en Sevilla a finales del siglo XV; un tiempo en que la ciudad hervía de emociones, repleta de barcos que partían cargados de sueños y que regresaban contando las maravillas de aquellas riquísimas tierras insólitas, pobladas por seres extraños y emplumados que se comían los unos a los otros.

María Estrada llegó a las Indias en una fecha que se ignora, sin embargo, en 1518 se la conoce casada con Pedro Sánchez Farfán y viviendo en Matanzas, isla de Cuba; fue allí donde los españoles sufrieron un ataque de los indios taínos, María fue capturada, retenida y finalmente  se le perdonó la vida por el hecho de ser una mujer.
Poco tiempo después de ese suceso, en 1520, con la intención de ir tras su esposo, quien había partido desde Cuba con los hombres de Hernán Cortés, pasó al continente formando parte de la expedición de Pánfilo de Narváez. Su intención era encontrarse con su marido junto al que, una vez allí, se unió a la comitiva de Cortés, dispuesta a conquistar la fabulosa Tenochtitlan y con los que vivió la inenarrable gesta. 

Bernal Díaz del Castillo, testigo presencial y superviviente de la Noche Triste, en su Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, la nombra diciendo:  
"Pues olvidado me he de escribir el contento que recibimos de ver viva a nuestra doña Marina y a doña Luisa, la hija de Xicotenga, que las escaparon en los puentes unos tascaltecas, y también una mujer que se decía María de Estrada, que no teníamos otra mujer de Castilla en México sino aquella".

Estuvo por lo tanto presente en la retirada de los hombres de Cortés en la conocida como la Noche Triste y más tarde en la batalla de Otumba.

María Estrada-Representada en el lienzo de Tlaxcala-

Hubo otros cronistas de aquellos años gloriosos que la describieron en sus escritos como una mujer valiente y luchadora, buena en el manejo de la espada, la rodela y la lanza, lo mismo a pie que a caballo.


Después de la conquista del imperio mexica, junto a su marido, a quien se le concedió una importante encomienda, vivió en Toluca, donde ejerció como encomendera tras quedarse viuda en 1533.  A pesar de todo, su labor al frente de sus tierras y sus indios continuó ya casada de nuevo con Alonso Martín, otro conquistador,  con quien convivió hasta su muerte que tuvo lugar en la misma ciudad de Toluca. 

 

Fuentes: RAH, María Estrada de Farfán

 

 

Lecturas recomendadas

 

Amazon

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *