Pedro de Gante
| |

Pedro de Gante

Carlos V recibió una carta de Hernán Cortés en la que le informaba de la conquista de Tenochtitlan y le pedía que enviara misioneros para la evangelización de la futura Nueva España, a la que el Emperador accedió enviándole, “como primicia de su imperio”, tres voluntarios franciscanos residentes en Gante: Johann Dekkers (Juan de Tecto), confesor del Emperador; Johannn van der Awera (Juan de Aora), y Pedro de Gante, quienes desembarcaron en Veracruz en agosto de 1523.

Fray Pedro debió nacer en la ciudad de Gante o sus proximidades en torno a 1486 y se le ha considerado siempre como familiar de Carlos V.

A su llegada, los tres se establecieron en Texcoco, pero mientras sus dos compañeros murieron en 1523 en el curso de la expedición que Hernán Cortés realizó a Las Hibueras (Honduras), Pedro de Gante permaneció en esta ciudad tres años y medio, dedicado a aprender el castellano y el náhuatl. Después pasaría por un corto espacio de tiempo a Tlaxcala, adonde se desplazó por orden de sus superiores.

A partir de su llegada a México, cuenta el historiador y compañero suyo, Jerónimo de Mendietaen Historia eclesiástica indiana”, que su labor se centró en desarrollar su especialísima capacidad docente y en dedicarse a la construcción de iglesias, de manera que “en estas obras y otras semejantes se ocupó los cincuenta años que vivió en esta tierra con grandísimo ejemplo y honestidad de su persona y con una libertad apostólica sin pretender otro interés más que la gloria y honra de Dios y la edificación de las almas mediante la cual fueron sin número las que ganó para Cristo”.

Está considerado como el máximo educador de la América española del siglo XVI

En el desarrollo de esta intensa actividad hizo construir junto a la iglesia y convento franciscano la tan célebre como “suntuosa y solemne” capilla de San José, con capacidad para miles personas, la cual estuvo a su cargo y le sirvió de modelo para levantar otro centenar de ellas en diversos lugares.

Pedro de Gante
Catecismo de Pictogramas -Madrid-

Fundó también un hospital con capacidad para cuatrocientos enfermos, una “gran” escuela de primera enseñanza para la alfabetización y cristianización de los niños, tanto en español como en latín, así como para iniciarlos en el canto, en régimen de internado. No satisfecho con ello, levantó junto a la capilla de San José una serie de “aposentos” o locales destinados a que los jóvenes aprendieran o se perfeccionaran en los oficios “más comunes”, como eran los de cantero, sastre, zapatero, carpintero y pintor, e incluso otros de “mayor sutileza”. Sin él y por diversas circunstancias nunca hubieran aprendido o terminarían olvidando si es que alguna vez los habían practicado.

Su labor de apostolado fue muy intensa, reconociendo que muchas veces bautizaban en un solo día a catorce mil y, en otros, a diez mil u ocho mil nativos; labor que no siempre realizaba solo, pues muchas veces lo hacía acompañado de los niños de su escuela. 

En palabras suyas, también de 1529, en la ciudad de México tenía a su cargo a más
de quinientos niños, de entre los cuales escogía a los cincuenta más capaces, a los
que durante la semana ejercitaba en el sermón que ellos mismos debían
 pronunciar el domingo siguiente, ya que salían a predicar a lugares situados 
a “cuatro, ocho, diez y aun veinte o treinta leguas” de distancia de la capital, 
en las que, además de predicar, preparaban también 
a los nativos para el bautismo.

A pesar de las muchas presiones que recibió para que se ordenara de sacerdote, nadie consiguió convencerlo. Firme en su humilde estado de hermano lego fue amado y admirado por los indígenas. Falleció en la ciudad de México en 1572.

Lecturas recomendadas

Obras de ~: Cartas de fray Pedro de Gante (ed. F. de J. Chauvet, México, C.E.H. Fr. Bernardino de Sahagún, 1951); Doctrina christiana en lengua mexicana, México, 1553 (ed. facs. de E. de la Torre Villar, México, C. E. H., Fr. Bernardino de Sahagún, 1982); Cartilla para enseñar a leer, nuevamente enmendada y quitadas todas las abreviaturas que antes tenía, México, 1569; El catecismo en pictogramas de fray Pedro de Gante (ed. de J. Cortés Cabanillas, Madrid, Fundación Universitaria Española, 1987); Versos religiosos en mexicano (inéd.).

Información obtenida de la Biografía de Pedro Gante, RAH

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.