fbpx

Augusto Monterroso

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba ahí.

                                                Augusto Monterroso