fbpx

Hermann Hesse

Ahora troto y sueño con ciervos,
troto y sueño con liebres,
oigo soplar el viento en noches invernales,
calmo con nieve mi garganta ardiente,
llevo al diablo hasta mi pobre alma.
Lobo estepario 
                                   Herman Hesse
Los revolucionarios siempre son los poetas, ellos plantan la semilla en el corazón de los hombres

H.H. En Calw, su pueblo natal.

para que dé su fruto cuando el tiempo llegue. 

En los años 60 del siglo XX, la juventud descubrió los libros de Herman Hesse y esa mezcla de la desaforada búsqueda de la propia verdad de la mano del psicoanálisis, las drogas, el Oriente místico y lejano enfrentado a la cultura occidental, crearon el mito de este escritor que fue un buscador de lo auténtico de la naturaleza humana en una permanente búsqueda de la identidad personal, con la ruptura de los cánones sociales y un encuentro con el animal que vive en el interior del hombre.
Tal vez buscaba por propia necesidad existencial  la mística profundidad de la no religión.

Fue un escritor incansable con una copiosa obra puesta de manifiesto en sus afamadas novelas, en sus poemas, cuentos y relatos o cartas.
No en vano creía en la palabra escrita, sin ella es imposible la historia y sin ella no hay concepto de humanidad, pero él creía realmente que  donde hay que buscar para resolver los misterios de la vida es en el ensuciarse cada día entre el ruido y la confusión de lo humano.

 

 

Ampliamente traducido, editado y reeditado a lo largo de los últimos años, sus relatos cortos son muy apreciados y conocidos por los amantes de la literatura. Una buena selección de los fundamentales la  presenta la Editorial Alianza: 

https://www.todostuslibros.com/libros/cuentos_978-84-9181-543-3

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *