fbpx

Ser madre -relato poético-

Cómo me duele el alma.

Cómo pierdo la vida
Sintiendo tú pena, tu desolación.

Fuiste todo para mí.

Cómo sentía tu incipiente corazón en mi vientre.
Cómo mi vagina se abría y tanto dolor me complacía
Porque sabía que tú venías a mi mundo incierto.
Con mis brazos te cubrí

Ser madre
https://pixabay.com/es/users/shlomaster-2095460/?tab=ec

Y ya nada más que tu cuerpo vi
Tú amoroso y blando cuerpo
Todo completo lo recorrí.

Hasta comprobar cada palmo
Mientras rompías a llorar.
No lo podía creer.
Luego empezaste a crecer
Y noche y día no vivía queriendo ocupar tu vida
Y tu vida complacía con aquello que debía
Aunque tú no lo querías
Por la mañana despertaba y tu imagen aparecía
Mi único deseo consistía en ofrecerte todo aquello que te convenía.
Tu tristeza me entristecía
Tus anhelos y alegrías compartía
Y siempre atenta, expectante cómo amanecerías.
Cómo regresarías de tus pasos inciertos aunque siempre decididos
La vida me dolía si un solo día de ti no sabía.
Creciste, creciste sano y sabio.
Tu vida ibas perfilando y yo participando
Y llegó el día, el día de tu boda en mí no cabía
Porque no sabía que ese día tu sentencia se escribía.
Un hijo sí, tenías
Y el día fatídico llegó cuando tu cuerpo abandonabas
Y contigo yo moría
Pero un descendiente con tanta fuerza me reclama
Que la vida vuelve a darme sangre de tu sangre
Y vuelvo a empezar noche y día
Percibiendo tanto lamento como alegría
Del nuevo ser que engendraste
Mi adorable nieto Matías.

Aspasia de Mileto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *