Jacques de Sores -Saqueo de La Habana-

publicado en: La nueva higuera, Leyenda Negra, Piratas | 0

 

Jacques Sores -Saqueo de La Habana
Incendio y saqueo de La Habana


Jacques de Sores fue un corsario hugonote francés 
originario de la región de Normandía. 
Apodado el «ángel exterminador», era el líder de una 
banda de piratas y teniente o lugarteniente de 
otro famoso pirata francés, François Le Clerc 
(el primer pirata conocido como Pata de Palo).

 

Tuvo una larga carrera de pillaje y muerte. Parte de ella fue compartida por otro conocido pirata francés, Le Clerc.

En 1553, Le Clerc y Sores partieron de Francia con tres buques reales y una serie de corsarios, por encargo y bajo la protección del rey Francisco I de Francia, que envidiaba las riquezas que traía España desde el Nuevo Mundo. En su camino al Caribe, se sintieron atraídos por la prosperidad de la isla de La Palma, en las Canarias españolas, y saquearon e incendiaron su capital, Santa Cruz de La Palma. Acabadas sus fechorías, viajaron hasta el mar Caribe, donde fueron saqueando e incendiando todas las aldeas que los españoles habían fundado en los últimos cincuenta años: Santo Domingo, Azua, La Yaguana, Monte Cristi y Puerto Principe, en la actual Haití.

No se sabe con certeza si acompañaba a Le Clerc en los ataques efectuados en Santiago de Cuba que tuvieron lugar en 1554 y más tarde en isla Margarita, en la actual costa Venezolana…

Pero sí se sabe que, en 1555, Jacques de Sores, al mando de 200 hombres, 
atacaron La Habana. 
Jacques Sores -Saqueo de La Habana
Fortaleza del Morro -Entrada del puerto de La Habana-

No tuvieron grandes problemas para tomar la ciudad, poco defendida; pero, al no encontrar las riquezas que esperaban, a lo largo de un mes, saquearon casa por casa, matando a todos los españoles y a los esclavos africanos. Destruyeron la vieja fortaleza y quemaron gran parte de la ciudad. Acabaron además con las naves en el puerto, asolando gran parte de los alrededores.

La facilidad con la que Sores había capturado la villa, llevó a la Corona española a iniciar la construcción de nuevas y más seguras fortificaciones, razón por la que comenzaron a edificarse: el Castillo de la Real Fuerza, seguirían el Castillo de los Tres Reyes Magos del Morro y el Castillo de San Salvador de la Punta, a ambos lados de la boca del puerto de La Habana.


 

En 1570, 17 años después de comenzar sus fechorías como pirata, Sores intentó saquear Santa Cruz de La Palma, en las islas canarias que, por aquel entonces, era tercer puerto más importante del mundo. Humillado por su derrota, el 15 de julio de 1570, en el sur de la isla de La Palma, frente a la punta de Fuencaliente, a Sores y sus hombres les cupo el honor de abordar la nave en la que viajaban 40 misioneros jesuitas, la edad de los componentes de la expedición era de entre 15 y 30 años y se dirigían a la misión de Brasil. Fueron asesinados y arrojados al mar.

Entre los mártires había dos sacerdotes, un diácono, veintitrés estudiantes 
y catorce hermanos.
En la isla de la Palma, todavía se les recuerda como los mártires de Tazacorte.

 

 

Fuentes:

Enciclopedia colaborativa cubana –Ecured- Jacques Sores

Ignacio de Azevedo y 39 Compañeros, Beatos

 

Lecturas recomendadas 

 

 

Amazon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.