Bartolomeu Português -El código pirata-

publicado en: La nueva higuera, Leyenda Negra, Piratas | 0

 


Los piratas navegaban por el Caribe buscando su lucro personal, eran hombres dispuestos a todo y sin escrúpulos, pero les hermanaban sus propias costumbres y sus propias leyes. 

La tradición oral ha permitido que llegue hasta nosotros lo que se ha dado en llamar el código pirata, un conjunto de normas libertarias, que comenzó a crearse por un bucanero
portugués, Bartolomeu
Português.

 


A mediados del siglo XVII, la palabra “bucanero” se aplicaba a la mayoría de los piratas y corsarios cuyas bases de operaciones estaban en las Indias Occidentales -las Antillas y el Caribe-. Sus primeros cuarteles militares estuvieron en la Isla Tortuga, a 7 km al noroeste de la isla La Española. Posteriormente, utilizaron Jamaica como base de sus operaciones.

Los bucaneros eran en su mayoría hombres rudos, aparentemente salvajes, y distinguidos tiradores que comenzaron a actuar siguiendo un variado conjunto de reglas, llamadas Chasse-Partie, Charter Party, Costumbre de la Costa o Disciplina de Jamaica. Más tarde, las reglas se conocieron como Convenio Constitutivo o Código Pirata.


Las reglas piratas variaban de un capitán a otro, incluso de un viaje a otro, pero en general eran similares en términos de mantenimiento de la disciplina, especificaciones sobre la división de los tesoros entre la tripulación, la llamada Chasse-Partie, así como las compensaciones para los heridos.

Cada miembro de la tripulación, tanto los voluntarios como los capturados, era invitado a firmar o dejar su marca en el código para luego prestar juramento de lealtad y honor. Según algunas leyendas, había piratas que juraban sobre pistolas cruzadas, espadas, cráneos humanos e incluso bajo cañones. En algunos casos, incluso los reclutas voluntarios pidieron a los piratas que los obligaran a firmar el código y lo hacían para que, en caso de ser atrapados por la ley, pudieran alegar que habían sido obligados a firmar este código.

En el libro Los bucaneros de América, de Alexandre Olivier Exquemelin, publicado en Holanda en 1678, se 
conservó un código parcial de Henry Morgan, un famoso pirata inglés que saqueó gran parte del Caribe y 
llegó a ser gobernador de Jamaica. Muchos otros piratas tenían códigos que se perdieron, probablemente 
por la conducta pirata que, al borde de la captura o entrega por ley, quemaban o arrojaban las reglas al mar 
para que no fueran utilizadas contra ellos en sus juicios.  
Pero será un pirata y corsario portugués del siglo XVII, llamado Bartolomeu, famoso por ser el 
responsable del establecimiento y aplicación del primer código de reglas conocido popularmente como
 "El Código de Piratería", utilizado posteriormente a partir del siglo XVII por piratas famosos.

Todo Pirata debe seguir el código pirata

* Todo hombre tiene derecho a votar sobre los temas del momento, derecho a una porción igual de provisiones y a 
utilizarlas a su manera, a menos que la escasez obligue a racionar.

* Cada hombre solo puede ser llamado en su turno, según la lista, ya que fuera de ella es libre de descansar y hacer lo que desee. 
Sin embargo, si defrauda a la empresa, el castigo es ser abandonado en una costa desierta para ser encontrado por 
otro barco. 

* Nadie puede jugar a las cartas ni a los dados por dinero.

* Las velas deberán apagarse a las ocho de la noche. Pasado este tiempo, quien desee seguir bebiendo deberá hacerlo 
en cubierta.

* Las pistolas, espadas y otras armas deben estar siempre limpias y listas para la batalla.

* No se permiten niños ni mujeres a bordo. Cualquiera que embarque a personas disfrazadas es castigado con la muerte.

* Los desertores durante los combates son castigados con el abandono en una costa desierta o con la muerte.

* Las disputas se resuelven en tierra con un duelo a pistolas o espadas. Quien no sea alcanzado, gana el duelo de pistolas. 
En un duelo de espadas, el primero en sangrar pierde.

* Nadie puede abandonar la piratería hasta que gane mil libras. Si queda incapacitado, se le debe compensar ochocientos 
dólares y así sucesivamente por lesiones menores.

* El capitán y el contramaestre deberán recibir dos partes del botín o tesoro. El oficial, el capitán y el oficial de armería, 
una parte y media y los demás oficiales una parte y cuarto.

* Los músicos pueden descansar el sábado por la noche, pero no los demás días a menos que tengan un favor especial.




Fuente -Historias con historia
Lecturas recomendadas

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.