Hernando Colón -bibliófilo-

publicado en: Cronistas, El Encuentro, La nueva higuera | 0
A Hernando Colón, su padre, Cristóbal, lo reconoció como hijo legítimo 
a su regreso del primer viaje a las Indias en 1493. Tanto él como su 
hermano mayor, Diego, tras el descubrimiento, pasaron a formar parte 
de los allegados a la Corte, primero como pajes del heredero, el príncipe 
Juan, y más tarde de la Reina Isabel.

Hernando acompañó a su padre en el 4º viaje de este y más tarde, a su hermano Diego a la isla de La Española. Definitivamente, se quedaría a residir en España, en donde trabajó como asesor cosmógrafo del rey Fernando el Católico y más tarde de Carlos V.

Dedicó gran parte de su tiempo a defender los privilegios obtenidos por su familia en el Nuevo Mundo, como consecuencia de las capitulaciones de Santa Fe, y que se verían muy mermados desde que Diego Colón fuera nombrado gobernador de La Española. Pero tuvo otras actividades propias de lo que era un hombre del renacimiento, amante de la poesía, la música, la pintura o la filosofía. Su gran afición fueron los libros y se dedicó a la confección de una extensa biblioteca con más de 15.000 volúmenes y documentos impresos y manuscritos que dejó perfectamente catalogados y que hoy, aun cuando muchos ejemplares han desaparecido por distintas causas, tienen un valor incalculable. El mismo dejó especificado en su testamento que dicha biblioteca se mantuviera y se aumentara a su muerte, haciendo la función de biblioteca pública. Hoy en día, esa biblioteca es conocida como la

Biblioteca Colombina de Sevilla

Como cronista de Indias, compuso una biografía sobre su padre:

Historia del Almirante Don Cristóbal Colón.

Entre 1536 y 1539, en medio de un ambiente nada favorable a la memoria de Cristóbal Colón, Hernando se decidió a escribir la Historia del Almirante, la obra sin duda más importante y famosa del hijo natural del Descubridor. Su objetivo, al escribirla, era muy claro: exaltar la persona y los hechos llevados a cabo por el “varón digno de eterna memoria” que fue su padre. En esta obra atacó a sus oponentes, suavizó aspectos discutibles del almirante, tuvo olvidos intencionados y manejó como pocos la ambigüedad.

Muchas de las confusiones y controversias que envuelven a Colón se deben a esta obra. 

El manuscrito original se ha perdido. No obstante, se sabe por el prólogo que fue Luis Colón, tercer almirante de las Indias y sobrino de Hernando, quien lo cedió a Baliano de Fornari, genovés, para editarla en castellano, italiano y latín.

 

En el texto se distinguen dos partes claramente definidas: una primera que esboza la biografía de Cristóbal Colón y una segunda que narra los viajes del Almirante a las Indias.

El contenido de la obra es el siguiente:

  • Capítulos 1 a 14: Biografía de Cristóbal Colón hasta 1492
  • Capítulos 15 a 41: Primer Viaje de Colón
  • Capítulo 42: Colón en la Península en 1493
  • Capítulo 43: Transcripción de las Capitulaciones de Santa Fe y de un privilegio real de confirmación fechado a 28 de mayo de 1493
  • Capítulos 44 a 63: Segundo Viaje, incluyendo en el capítulo 61 la «relación de fray Ramón Pané» sobre las costumbres de los indios
  • Capítulo 64: Colón en la Península en 1497-98
  • Capítulos 65 a 86: Tercer Viaje
  • Capítulo 87: Colón en la Península en 1500-02
  • Capítulo 88 a 108: Cuarto Viaje
  • Capítulo 108: Últimos años de Colón (1504 – 1506)

 

 

Por fin, la obra apareció solo en versión italiana el 25 de abril de 1571. 
Se sabe que la traducción del castellano 
al italiano fue hecha por el hidalgo extremeño Alfonso de Ulloa con el título Historie del 
S. D. Fernando Colombo: nelle s’ha particolare et vera relatione della vita e de
 fatti dell’Ammiraglio D. Christoforo Colombo, suo padre. Esta obra alcanzó pronto 
gran difusión tanto en Italia como fuera de ella. La primera edición española 
no llegó hasta 1749.

 

Los historiadores son muy escépticos sobre la autenticidad y fiabilidad de la obra, sobre todo de la primera parte. Antonio Romeu de Armas ha afirmado que la narración de los viajes dentro de la historia es veraz y precisa, pero que la parte biográfica es falsa o es inventada. En su opinión, el manuscrito de Hernando Colón solo contenía la parte relativa a los viajes, mientras que la pseudo-biografía de Colón fue añadida después por un autor desconocido.

Otros historiadores defienden la autoría de Hernando sobre el conjunto de la obra y echan la culpa de los errores a simples despistes o a fallos del traductor; otros opinan, al contrario, que ni una sola palabra fue escrita por Hernando Colón.

Lecturas recomendadas

Amazon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.