Vicente Yáñez Pinzón
| |

Vicente Yáñez Pinzón -Brasil-

Junto a sus hermanos, Martín y Francisco, Vicente Yáñez Pinzón pertenecía a una saga de larga tradición marinera. Desde niño, navegó en las carabelas de la familia. Martín Alonso Pinzón, como hijo mayor, tomó el relevo a la muerte del padre y se encargó de enseñar a Vicente las artes de la navegación. Se sabe que Vicente, junto a Martín Alonso, es nombrado en documentos sobre actos de piratería en los años 1477 y 1478, hasta que, por fin, aparece como capitán de la carabela La Niña en el viaje de descubrimiento del Nuevo Mundo. 


Durante ese viaje, al lado de sus hermanos, ayudó a sofocar los motines contra Colón en alta mar; estuvo presente, portando bandera en la toma de posesión de las islas y en los siguientes días siguió las órdenes dadas por Colón para descubrir la región. Soportó la desaparición de su hermano con la carabela La Pinta y, tras la pérdida de la nao Santa Maria, compartió espacio con un quejumbroso Cristóbal Colón navegando juntos a bordo de La Niña. Tras aparecer Martín Alonso de nuevo, planificaron el viaje de vuelta a la península y navegó llevando al almirante a bordo de la Niña hasta que las dos naves se vieron separadas por las tormentas en aguas de las Azores, en donde, cada carabela fue empujada con rumbos diferentes. Los marinos de La Niña avistaron las Azores el 18 de febrero de 1493, llegando a Lisboa días más tarde, hasta su definitivo regreso el 15 de marzo de 1493, a su puerto de partida en Huelva.

Después, se sabe muy poco sobre sus actividades hasta que, en 1494, aparece al frente de una flotilla en aguas del Mediterráneo sirviendo al rey Fernando el Católico en acciones comerciales y de guerra. Años más tarde, el 6 de junio de 1499, con Juan Rodríguez Fonseca, firmaba capitulaciones junto a su familia, en Sevilla para viajar a las Indias y conseguir llegar a la tierra de las especias.


Fue entonces cuando, con un experimentado equipo de marinos, partieron de Sanlúcar de Barrameda cuatro carabelas a finales de 1499, dispuestos a conseguir realizar el soñado viaje al otro lado del mundo.

Sin detenerse en las Canarias, se dirigieron a Cabo Verde para navegar al suroeste. Tras tormentas y calmas, a 540 leguas de Cabo Verde, el 24 de enero de 1500, avistaron una punta de tierra a la que llamaron Cabo de la Consolación, estaban en el actual Brasil, tierra ignota.

A partir de ese primer contacto con tierras continentales, fueron ascendiendo por la costa; los pilotos y capitanes dibujaron y cartearon, escribiendo los nombres con que bautizaban las nuevas tierras. Fueron haciendo su aparición los grandes ríos: río Grande, el Pará, en donde se encontraron con las naves de Diego de Lepe. Más tarde recorrieron el archipiélago que se encuentra en la desembocadura del río Amazonas para ascender hasta las orillas del Orinoco y la costa de la actual Venezuela, lugar en el que las naves de Pinzón se unieron a las de Diego de Lepe para continuar juntos hacia las islas de las Antillas. Pasaron por Puerto Rico y la Española.

Parece que Vicente Yáñez permaneció más tiempo en aquellas islas hasta que, después de soportar los embates de unas terribles tormentas, decidieron regresar a Castilla. Arribaron al puerto de Palos el 30 de septiembre de 1500, hambrientos y en muy mal estado físico.

Este dato resulta fundamental para situar a Vicente Yáñez en España antes de 1501, y antes de la conclusión de la pintura de la carta o planisferio de Juan de la Cosa.


Vicente Yáñez Pinzón

De vuelta a casa, en compensación a su valor y su vida esforzada en el mar, Vicente Yáñez Pinzón sería armado caballero por el rey Católico. El acto tuvo lugar el 8 de agosto de 1501 en la Alhambra de Granada, en la Torre de Comares. Pinzón comentó al rey “que bien sabia cómo le abia muy bien servido en las guerras pasadas, especialmente en el descubrir de las Indias”.


Entre los años 1508 y 1513 realizará otros viajes de descubrimiento en busca del paso entre occidente y oriente, hasta que, en 1514, mientras se preparaba un viaje organizado por la Corona y dirigido por Pedrarias Dávila, el rey Fernando el Católico le pidió personalmente que ayudase a esta armada con sus conocimientos. Pinzón se avino a ello participando en el apresto del viaje preparando la carabela Santi Spiritus de la que era capitán; pero antes de la salida definitiva, se sintió enfermo y escribió al Rey al respecto, quien, por carta del 14 de marzo de 1514,  le pidió que no embarcase. Fue sustituido por Rodrigo Yáñez;  por su parte, Vicente Yañez Pinzón se trasladó a Sevilla donde, en septiembre de 1514, murió en su casa de la calle Sola del Marino, en el barrio de Triana de su ciudad.

Fuente: RAH -Jesús Varela Marcos-

Descubridores de América en Amazon

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.