La Villa Rica de la Vera Cruz

publicado en: La Convivencia, La nueva higuera, Las Ciudades | 0
 Frente al islote de San Juan de Ulúa, 
«La Villa Rica de la Vera Cruz» fue fundada 
por los españoles en la actual 
costa atlántica de México. 
Su asentamiento sería modificado varias 
veces hasta su vuelta definitiva al enclave 
original en la ciudad que hoy 
día es el Puerto de Veracruz.

Cuenta Bernal Díaz del Castillo que el día de Jueves Santo, 21 de abril de 1519, Cortés y sus hombres, arribaron al islote de San Juan de Ulúa y un día después, 22 de abril, Viernes Santo, desembarcaron en la costa llamada Chalchihuecan.

El mismo sábado de Gloria, recibieron algunos indios de un principal de Moctezuma llamado Pitalpitoque que al no poder pronunciar su nombre, los españoles llamaron Ovandillo.

“este les trocó oro y gallinas por cuentas de vidrio, tijeras y demás cosillas, pero que se fue muy alegre”. Y al siguiente día, que era el Domingo de Resurrección, “vino el Gobernador que habían dicho, que se decía Tendile, hombre de negocios, é truxo con él á Pitalpitoque, que también era persona entre ellos principal, y traía detras de sí muchos Indios con presentes y gallinas, y otras legumbres”, ambos caciques conversaron con Cortes y el Tendile partió para llevar presentes a Moctezuma y quedo con los españoles el Ovandillo

Bernal Díaz del Castillo, Historia verdadera de la conquista de la Nueva España-.

Poco tiempo pasó para que este último y sus sirvientes abandonaran a los españoles por órdenes de Moctezuma, pues al parecer en consulta con los dioses le habían informado cortar la comunicación con los europeos.

Tal vez fue la suntuosa apariencia y las riquezas ofrecidas por los indios a Cortés 
lo que hizo concebir la idea de que eran representantes de un reino lleno de poder 
por el que merecía la pena jugarse el todo por el todo.  
Empezaron los preparativos para hacerlo realidad: inutilizar los barcos 
para que, los que deseaban volver a Cuba, no pudieran hacerlo y darle la legalidad 
necesaria para constituirse en autoridad que permitiera los actos que 
fueron teniendo lugar.

El campamento de los recién llegados era un sencillo asentamiento de chozas de palma, pero en ese mismo lugar, probablemente a finales de mayo, se llevó a cabo la fundación de la Villa Rica de la Vera Cruz. Fue allí donde Hernán Cortés propuso formar un cabildo.

Una vez constituido, quedó extinguida la autoridad del gobernador Diego Velázquez sobre los expedicionarios. Cortés renunció a su cargo de capitán general de la expedición y resultó elegido para el mismo cargo, pero por las autoridades del nuevo cabildo, que estuvo integrado por: Alonso Hernández Portocarrero (Alcalde), Francisco de Montejo (Regidor), Pedro de Alvarado (Capitán), Cristóbal de Olid, Juan de Escalante, Gonzalo Mejía (Tesorero), Alonso de Ávila (Contador), Alonso Romero (Alguacil).​

Días más tarde, y ante lo inhóspito del asentamiento, Cortés envió a Francisco de Montejo con dos navíos para explorar las costas hacia el norte del continente en busca de un mejor paraje en donde permanecer. La expedición ascendió hasta el río Panuco. Allí, Montejo informó sobre la existencia de un puerto cercano a la población de Quiahuiztlan, al que llamaron Puerto Bernal, que, según el criterio del piloto Alaminos, era un lugar seguro para los navíos. En el mismo mes de junio se procedió al traslado del emplazamiento señalado por Montejo. 

Poco tiempo después, el 10 de Julio de 1519: La Junta de Regimiento de Villa Rica de la Vera Cruz 
enviaba la primera carta de relación dirigida a la Reina Doña Juana y a su hijo, el emperador Carlos, 
consolidando la organización de un cuerpo político en el territorio de la Nueva España.

Mediante Real Cédula de fecha, 14 de julio de 1523, 
Carlos I de España otorga el escudo de armas a la
 Villa Rica de la Vera Cruz. 

 

Un año más tarde, En 1524, Veracruz volvió a trasladarse hacia el sur, a orillas del río Huitzilapan situándose donde hoy se encuentra el municipio de La Antigua. Definitivamente, en 1599, fue el rey Felipe II quien decretó que Veracruz fuese trasladada a su primitivo enclave, frente al islote de San Juan de Ulúa.

Durante el tiempo de la conquista, para Cortés y sus hombres la nueva ciudad representó el punto de partida hacia el desconocido imperio, que se prometía una grandeza inimaginable hasta entonces en los territorios ignotos del nuevo continente.

Durante los años del virreinato de La Nueva España, la Villa Rica de la Vera Cruz adquirió notable importancia; era puerto de partida y de llegada para las naves que iban y venían a España cargadas de mercancías de toda índole en la denominada Carrera de Indias.

Ese hecho  le valió a la ciudad y su puerto ser atacada en no pocas ocasiones por piratas y corsarios. Para repeler dichos ataques, la ciudad fue amurallada, construyéndose una serie de fuertes y baluartes, entre los que destacaba el Fuerte de San Juan de Ulúa, que se erigió en 1590, o, ya en tierra continental, el Baluarte de Santiago, cuya construcción todavía se mantiene en pie. 

 

La Villa Rica de la Vera Cruz


 


Desde 1607 el Puerto de Veracruz adquirió el título de ciudad, confirmado en 1640 por el rey Felipe IV, lo que la convierte en una de las ciudades más antiguas de México.

 

 

 

 

 

Otras entradas relacionadas:

Santa Maria de la Victoria de Tabasco

Doña Marina -La Malinche-

Jerónimo de Aguilar – El libro de las horas –

Hernán Cortés – Un novato en las Indias –

La Villa Rica de la Vera Cruz

 

 

Fuentes: Historia verdadera de la conquista de la Nueva España -Bernal Díaz del Castillo-

RAH -Hernán Cortés-

Cronología de la fundación de Veracruz

 

 

Lecturas recomendadas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Amazon

 

Amazon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.